El campo de los cañones es una pradera ubicada cerca de la entrada de la ciudad. Sobre esta pradera, situada delante de la puerta de Berna, colocó Carlos el Temerario sus cañones y comenzó el asedio a la ciudad, disparando sobre sus murallas. Con ocasión de la Solennität, fiesta que se celebra anualmente en Murten el 22 de junio, se coloca en este campo un cañón, y se procede a la salva de bienvenida.