El castillo data de la época del conde Peter II de Saboya (1255). Bajo el portal de entrada, construido originalmente en 1516, y cuya forma actual data de 1755, tras sufrir múltiples remodelaciones, encontramos todavía hoy en el empedrado la marca de una cisterna.
La gran torre rectangular, la llamada “Luegisland” o torre del homenaje, permitió a Adrian de Bubenberg supervisar los acontecimientos durante la Batalla de Murten.
Si bien en otros tiempos fue utilizado como residencia del presidente municipal, o hizo las veces de hospital, cuartel o prisión, hoy en día alberga la prefectura del distrito de los tres lagos.