En este lugar se había levantado en 1399 una capilla dedicada a María. La iglesia actual, de estilo barroco, fue levantada en 1710.
El coro, de estilo gótico, data del año 1683 y se encuentra integrado en la muralla. El púlpito, de 1484, está tallado de una sola pieza de roble y muestra un estampado floral esculpido en la madera. Del mismo modo, la sillería del coro está tallada en roble y data de 1494-8. Cuenta con treinta asientos. La nave de la iglesia está rematada con unas escayolas que muestran los blasones de Berna, Friburgo y Murten, del estilo de Luis XIV.