El edificio que hoy se utiliza como ayuntamiento fue levantado en 1416, después del gran incendio que destruyó la ciudad, y se remodeló en 1748-50 como ayuntamiento.
En 1816 se añadió la torre barroca con el reloj. La planta baja fue empleada como depósito o arsenal en otro tiempo y hoy en día es la sala de recepción.