La primera mención a la puerta de Berna data del año 1239. En la Batalla de Murten fue totalmente destruida y se ha reconstruido en repetidas ocasiones. La puerta de Berna actual data del siglo XVIII, cuando fue edificada por el maestro de obras Niklaus Hebler, responsable también de la renovación del Zeitglockenturm de Berna.
En la parte superior de la puerta de Berna encontramos uno de los mecanismos de reloj fabricado por los hermanos Ducommun en La Chaux-de-Fonds en el año 1712. Las tres pesas –cañones de la batalla de Murten- se tienen que levantar diariamente. La esfera de la fachada exterior solo tiene una aguja, la que señala las horas. En su extremo vemos una mano haciendo un juramento, que alude a la condición de Murten de ciudad libre.